Un teléfono celular -con todo lo que ya de por sí implica el termino- suena al ritmo de “hips don’t lie” mientras hago fila en el banco, al que asisto por que la página de Internet de mi banco fue mejorada en su seguridad y ahora no puedo entrar. Todos los sistemas de seguridad tienden a la auto-inmunidad. Para el individuo, dueño de este común aparato de telecomunicación, esto representaba un desastre ya que no podía contestar a su llamado sin transgredir las leyes del inmueble en cuestión.  Ciertamente estoy seguro de que no se trataba de un timbre monofónico, pero no logré distinguir si es un sonido polifónico MIDI o un mp3, ya que el cocautivo de la fila bancaria logró detener la canción de su celular antes de que entrara la voz.

Recuerdo como me causaban sensación los primeros archivos MIDI que conocí en 1992 y que permitían a mi computadora con 16 Mb en RAM poder reproducir música a partir de una partitura y con ayuda del sintetizador interno en mi tarjeta de sonido, que me costó lo que costaría una computadora hoy en día con todo y monitor. Los archivos MIDI no son mas que partituras con algunos valores extras que permiten reproducir música por un sintetizador, claro, sin voz y sin efectos de sonido. Un sonido polifónico de un teléfono celular no es otra cosa que un MIDI. Pero hoy ningún adulto joven al último grito de la moda quiere un celular que toque MIDI, ahora todos quieren un celular que toque mp3.

En ese entonces -a principios de los 90s- una canción almacenada en el formato digital existente ocuparía más de 10 % de mi disco duro, quizá unos 60 megabites (Mb (?)), por lo cual resultaba impensable almacenar un CD completo en mi computadora. Pero las cosas cambiaron rápidamente. Los discos duros y el poder de las computadoras crecían cada semana. Los formatos de compresión de música como el MP3 cambiaron para siempre la manera de escuchar y almacenar audio en las computadoras. Lo que antes requería 60 Megabites, ahora se podía almacenar con una calidad similar en 4 Megabites. El Internet hizo posible el envío de estos archivos a partir de una conexión de MODEM y la manera intercambiar, enviar y recibir música. Sin embargo, en sus inicios esta tecnología requería de mucha paciencia ya que podía tomar varias horas descargar un archivo, esto siempre y cuando no se le cortara la comunicación que era muy inestable y la mayoría de las veces requería de volver a comenzar. Hoy los teléfonos celulares pueden almacenar decenas de canciones, y ni que decir de los reproductores de audio digital que pueden almacenar hasta 20,000 canciones.

Con las conexiones de banda ancha disponibles actualmente puede tomar menos de un minuto la descarga de una canción, podemos también enviar videos, incluso películas completas. Pero ¿Qué tiene esto de interesante? Mucho, si nos percatamos de que la mayoría de esta información que viaja constantemente por la red de redes no paga derechos de autor y es considerada como ilegal. La ilegalidad de estos archivos esta ligado varios  grandes asuntos, pero el principal son las propias leyes de derechos de autor.

Las implicaciones de este cambio de ritmo.

Hay artistas que se regocijan de que su arte se reproduzca y vuele -literalmente- por todo el mundo. Otros ven esto cómo un fuerte golpe a sus billeteras. ¿Con que fin crearon su arte? De cualquiera que sea el modo de verlo del artista, la industria musical esta metida en serios problemas que solo parecen ir en aumento, ya que cada vez más la venta de discos ha sido sustituida por los downloads, y no me refiero a los de paga que ciertamente son una opción a este problema, pero no la solución.

Pero ¿queremos realmente resolver los problemas de estas increíblemente lucrativas y multimillonarias empresas que solamente han monopolizado y comercializado el arte hasta el punto de ser los dueños de la oferta musical de la época? Mi respuesta personal es: no. Es más, voto por la descomercialización del arte.

Y ¿el artista de que va a vivir? Ciertamente no creo que sin la venta de los discos los artistas vivan como Michael Jackson o Paul McCarney, pero cabe tomar en cuenta que para U2, que durante 2005 hizo 110 millones de dólares, las ventas de discos representaron una mínima fracción de sus ingresos.

http://biocodigo.wordpress.com/2009/02/16/la-evolucion-del-ritmo-en-la-tecnologia/

雪茄| 雪茄烟网购/雪茄网购| 雪茄专卖店| 古巴雪茄专卖网| 古巴雪茄价格| 雪茄价格| 雪茄怎么抽| 雪茄哪里买| 雪茄海淘| 古巴雪茄品牌| 推荐一个卖雪茄的网站| 非古雪茄| 陈年雪茄| 限量版雪茄| 高希霸| 帕特加斯d4| 保利华雪茄| 大卫杜夫雪茄| 蒙特雪茄| 好友雪茄

古巴雪茄品牌| 非古雪茄品牌

DecorCollection歐洲傢俬| 傢俬/家俬/家私| 意大利傢俬/實木傢俬| 梳化| 意大利梳化/歐洲梳化| 餐桌/餐枱/餐檯| 餐椅| 電視櫃| 衣櫃| 床架| 茶几

橫額| 貼紙| 貼紙印刷| 宣傳單張| 海報| 攤位| foamboard| 喜帖| 信封

QR code scanner| SME IT| system integration| inventory management system| label printing| Kiosk| Voice Picking| POS scanner| POS printer| System Integrator| printing labels| warehouse management| thermal printer| mobile solutions| mdm solutions| mobile device management

邮件营销| Email Marketing| 電郵推廣| edm营销| 邮件群发软件| edm| 营销软件| Mailchimp| Hubspot| Sendinblue| ActiveCampaign| SMS

Tomtop| Online shop| Online Einkaufen

Beauties' Secret| 護膚品/化妝品| 面膜推薦| 眼膜產品| 爽膚水推薦| 護膚品推薦

地產代理/物業投資| 租辦公室/租寫字樓| 地產新聞| 甲級寫字樓/頂手| Grade A Office| Commercial Building / Office building| Hong Kong Office Rental| Rent Office| Office for lease / office leasing| Office for sale| Office relocation

香港甲級寫字樓出租

中環中心| 合和中心| 新文華中心| 力寶中心| 禮頓中心| Jardine House| Admiralty Centre| 港威大廈| One Island East| 創紀之城| 太子大廈| 怡和大廈| 康宏廣場| 萬宜大廈| 胡忠大廈| 信德中心| 北京道1號| One Kowloon| The Center| World Wide House

| Wycombe Abbey| 香港威雅學校| private school hong kong| English primary school Hong Kong| primary education| top schools in Hong Kong| best international schools hong kong| best primary schools in hong kong| school day| boarding school Hong Kong| 香港威雅國際學校| Wycombe Abbey School

Addmotor Electric Bike| Electric bike shop / electric bicycle shop| Electric bike review| Electric trike| Fat tire electric bike| Best electric bike| Electric bicycle| E bike| Electric bikes for sale| Folding electric bike| Electric mountain bike| Electric tricycle| Mid drive electric bike